• En los primeros 100 días, se eliminarán aforamientos, se bajarán impuestos y se pondrá en marcha una auditoría para levantar las alfombras de la Junta

El reloj se ha puesto en marcha en Andalucía después de 40 años de inmovilismo. Ciudadanos prometió cambio, y, por fin, ese cambio ha llegado. El acuerdo que Cs ha firmado con el PP demostrará con hechos que es posible regenerar Andalucía, bajar impuestos, poner fin a los chiringuitos políticos, implantar un nuevo modelo educativo e impulsar el emprendimiento y la innovación. En total, 90 medidas que, en los primeros 100 días de gobierno, permitirán, además, acabar con los aforamientos y poner en marcha una auditoría para levantar las alfombras de la Junta.

Por más que el Partido Popular haya firmado un acuerdo con Vox, el documento es puro papel mojado. No es vinculante, y no condicionará el gobierno del cambio que acaba de producirse. Vox será escuchado en el Parlamento de Andalucía como cualquier otro partido político, y si decide presentar alguna de las 37 medidas se estudiarán como viene siendo habitual. Pero si entre esas propuestas hay alguna que va en contra de la Constitución, la igualdad entre hombres y mujeres, o contra los derechos del colectivo LGTBI, Ciudadanos se opondrá firmemente. No daremos un paso atrás en los derechos conseguidos en nuestro país, ni retrocederá al siglo XX ni al guerracivilismo.

El apoyo que Vox ha anunciado es consecuencia de la irresponsabilidad del Partido Socialista, que ni siquiera se ha querido sentar en la mesa de negociación. En lugar de abstenerse y demostrar sentido de Estado, el PSOE de Susana Díaz se ha podemizado escorándose hacia la extrema izquierda, imitando la postura de Pedro Sánchez en Moncloa.

El gobierno que acaba de comenzar en Andalucía es y será un gobierno constitucionalista y moderado en el que no habrá ni un solo consejero populista o de extrema derecha, algo de lo que el PSOE no puede presumir. En Ciudadanos, no gobernaremos con populistas de izquierda o derecha, sino con partidos moderados y bajo acuerdos de gobierno.

Ciudadanos ha mantenido desde el principio su rechazo a un gobierno compartido con Vox porque su responsabilidad va más allá de España. En Europa, Cs pertenece a la coalición liberal ALDE, entre cuyos principios está no compartir espacios con populistas, nacionalistas y extrema derecha. Algo que sí está haciendo el PSOE de Pedro Sánchez, quien instala cordones sanitarios alrededor de Cs y PP pero al mismo tiempo pacta con los que quieren romper España.

El gobierno liberal que arranca en Andalucía será liberal, sensato y constitucionalista, y se podrá comprobar a los 100 días.