• El portavoz de Cs Melilla cree que el Gobierno central se ha aferrado a fórmulas viejas que no solucionan la crisis estructural de paro y el Gobierno local camina en dirección contraria al recortar el presupuesto de PROMESA en tres millones.

Melilla ha cerrado el año laboral 2018 del mismo modo en que comenzó, con una crisis estructural de paro aliviada únicamente en el último trimestre por los Planes de Empleo. El coordinador de Cs Melilla, Eduardo De Castro, ha valorado los datos del Servicio Público de Empleo Estatal correspondientes al mes de diciembre y ha pedido el adelanto de las elecciones como solución al problema de empleo que la ciudad arrastra desde hace casi una década. “No sabemos dónde está todo el empleo que prometía el Partido Socialista antes de llegar al Gobierno. En Melilla, desde luego que no”, ha declarado De Castro.

El portavoz naranja ha relacionado la bajada del paro (360 personas) con las contrataciones propias de estas fechas. “El paro bajó porque es Navidad, no porque el Gobierno haya aplicado alguna política laboral efectiva”, añade De Castro. Las cifras del SEPE reflejan que, de esas 360 personas, 250 pertenecen al sector servicios y 119 no tenían un empleo anterior, lo que confirma la contratación de refuerzo de cara a las fiestas. “Es lógico que baje el número de parados, pero la crítica es la misma: empleo temporal, precario y con una altísima volatilidad. De los 1.828 contratos firmados, 1.662 han sido temporales”.

Para Eduardo De Castro, esta situación puede ser incluso peor en los próximos meses. Hace varias semanas, el coordinador de Cs Melilla cuestionó la subida del salario mínimo aprobada por el Gobierno de Sánchez, una medida positiva pero cuyo impacto soportarán los pequeños empresarios y comerciantes. “Probablemente, suframos una oleada de despidos, porque los pequeños empresarios no podrán soportar un aumento tan drástico y mantener la plantilla con los costes añadidos que esa medida conlleva”, añade.

Parte de la solución a estos problemas reside en la falta de políticas eficaces y el exceso de promesas. Por ello, el portavoz considera crucial que se convoquen elecciones cuanto antes. “No podemos seguir soportando la falta de ideas de PP y PSOE. Melilla necesita ayudas en la contratación que no salgan del bolsillo del empresario, como proponía Ciudadanos. Necesita un cambio de modelo, acabar con los chiringuitos, abrir bolsas de empleo, instaurar el contrato indefinido desde el primer día y ayudar al autónomo con más y mejores medidas, no recortando el presupuesto de entidades dedicadas al fomento del empleo y el emprendimiento como ha previsto el gobierno de Imbroda en los presupuestos de la CAM para 2019, que han sido reducidos en tres millones de euros”, ha finalizado De Castro.