• El portavoz de Cs Melilla denuncia el repunte de violencia y la falta de medidas para resolver el drama que sufren miles de melillenses

Desde que comenzó la legislatura, miles de melillenses coinciden en que la inseguridad ciudadana se ha disparado en la ciudad. Sin embargo, el Gobierno de Imbroda ha demostrado año tras año su incapacidad para solucionar este drama social. El portavoz de Cs Melilla, Eduardo De Castro, ha mostrado su preocupación por el repunte de violencia tras el disparo a una profesora del IES Rusadir y la agresión con una cuchilla a la empleada de un restaurante, y ha lanzado una promesa de revertir esta situación en cuanto Ciudadanos Melilla tenga oportunidad de cambiar la gestión. “Llevamos tres años sufriendo episodios como estos, pero no son únicos ni aislados. Conocemos otros muchos casos que no salen a la luz, pero son igual de graves y preocupantes”, ha alertado De Castro.

De Castro ha repartido la responsabilidad del problema entre Gobierno y Delegación, y ha recordado que, a pesar de interpelaciones y ruedas de prensa, el problema solo ha empeorado. “La excusa no puede ser que no hay policías suficientes por falta de presupuesto cuando celebran un superávit de 15 millones. No arreglan nada porque el Gobierno ni planifica ni gestiona debidamente”, ha declarado.

De Castro ha lamentado que el Gobierno utilice “la educación como arma electoral, la sanidad como guerra política, la frontera como un instrumento a su servicio y la seguridad para decir que son los únicos que pueden resolver el problema”, y ha denunciado como melillense el hartazgo general de todos los ciudadanos. “Los perjudicados somos siempre los mismos. Estamos hartos de que se nos tome el pelo manipulando la información, con mentiras y con demagogia. ¿Qué tiene que ocurrir? ¿Es necesario que atraquen o agredan al familiar de algún político para que entiendan que es un problema urgente?”

Para Cs Melilla, la realidad se parece más a la que apuntó el portavoz del SUP, Ramón Cosío, en el Congreso de los Diputados, quien aseguró que “en Ceuta y Melilla no hay frontera exterior. No hay control de mercancías ni personas. Pasan toneladas de mercancías todos los días sin saber si son explosivos, ropa, comida, teléfonos móviles o droga, y yo diría además armas”.

De Castro ha asegurado que la inseguridad no es una sensación subjetiva, y ha recordado las promesas incumplidas del Gobierno en este ámbito: nueva jefatura de Policía, 100 agentes nuevos en esta legislatura, denuncias internas por trato de favor y una Relación de Puestos de Trabajo que no se adapta a las necesidades, y planes contra la inseguridad que no solucionan nada. “¿Es este el cumplimiento de más del 100% que nos venden Imbroda e Isidoro González?”, ha preguntado el coordinador naranja.

Para finalizar, Eduardo De Castro ha querido mandar un mensaje a los melillenses: “Ustedes ya han visto cómo trabaja este gobierno. Ya conocen sus promesas y ya han visto los resultados. Desde Ciudadanos nos comprometemos a revertir estos niveles de inseguridad en cuanto tengamos una oportunidad de cambiarlo, poniendo todos los medios para que podamos caminar por las calles sin miedo. Y no vamos a tolerar a los responsables políticos que, sabiendo lo mal que lo pasan los melillenses, se quedan de brazos cruzados esperando una nueva desgracia”.